Museo Geominero > Pieza del mes

Enlaces de interés

Enlaces de interés

     

Flecha Ver piezas anteriores

FÓSIL

Tipo de organismo: molusco cefalópodo
Especie: Ancyloceras sp.
Edad: Cretácico (hace unos 130 millones de años, Ma)
Procedencia: Uljanovsk (Ucrania)

Se puede ver en la vitrina nº 74 (1ª planta)

Tipo de organismo: molusco cefalópodo
[+]

Los ammonoideos son un grupo de moluscos cefalópodos que desapareció hace 66 millones de años, en el límite Cretácico-Paleógeno. Su rápida evolución y su distribución cosmopolita les han permitido ser unos excelentes fósiles guía para datar las rocas.

Su nombre deriva del dios egipcio Ammón, equivalente al griego Zeus y al romano Júpiter, representado normalmente en forma de carnero.

La mayoría de los ammonites poseen una concha planoespiral, si bien las formas del Cretácico desarrollaron unas morfologías diferentes, frecuentemente desenrolladas. Son los llamados heteromorfos. El ejemplar que podemos ver aquí es uno de ellos. Dado que el diseño general de la concha de un ammonoideo obedece a los requerimientos de flotación y movimiento del animal, se cree que las conchas voluminosas y poco enrolladas como la de Ancyloceras dificultarían la natación.

ÓPALO
Composición: SiO2.nH2O
Procedencia: Cerro Almodovar, Madrid (Comunidad de Madrid)
Dimensiones: Cristales de hasta 8 mm
Colección: Minerales de las Comunidades y Ciudades Autónomas

Se puede ver en la vitrina nº 112 (2ª planta)

ÓPALO
[+]

El ópalo está formado por dos polimorfos de la sílice; cristobalita y/o tridimita con baja cristalinidad, además de sílice amorfa, por esta razón, no se puede considerar una verdadera especie mineral. Tiene una dureza que varía entre 5 ½ y 6 ½ y un brillo normalmente vítreo. El color también es muy variable: blanco, amarillo, rojo, naranja, verde, etc.

El ejemplar que muestra la fotografía encierra un interesante significado geológico. La morfología externa que presenta no es de ópalo sino de calcita, porque los cristales originales de esta última se sustituyeron por agregados de ópalo. El proceso se conoce como pseudomorfismo.

El ópalo se utiliza fundamentalmente en joyería debido a que el efecto óptico en los ejemplares de mejor calidad, puede proporcionar una diversidad de colores muy llamativa denominándose entonces “ópalo noble”.

Imagen Boceto IGME

IGME

Ríos Rosas, 23

28003 Madrid

Teléfono + 34 913 495 700

Icono de conformidad con el Nivel A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI